A pesar de los Planes Integrales de Ordenamiento de Microcuencas persisten los riesgos de inundaciones en zonas de influencia de quebradas en Medellín

  • Observatorio de los derechos colectivos y del ambiente adelanta estudio sobre la ejecución de esos planes. El cumplimiento se encuentra en un porcentaje muy bajo.

  • La Personería de Medellín a través del Observatorio de los Derechos Colectivos y del Ambiente adelanta un proceso de investigación del estado de los Planes Integrales de Ordenamiento de Microcuencas-PIOM-, y los procesos de recuperación y mantenimiento de quebradas en la ciudad, encontrando que hoy no es posible realizar una evaluación de la ejecución de dichos planes por cuenca, pues los proyectos ejecutados por las diferentes entidades no corresponden necesariamente a cada cuenca, muchos de ellos son proyectos a nivel de ciudad o metropolitanos que las impactan de manera directa o indirecta. Además, se observa una baja articulación entre los programas y proyectos en cuencas cercanas e incluso vecinas.

    Cabe recordar que en el año 2007 se formuló el Plan de Ordenación y Manejo de Cuenca Hidrografica - POMCA del Río Aburrá actualizado en el 2018. Uno de sus programas bandera es “Actualización de la red hídrica, reglamentación del agua y ordenación de las cuencas afluentes del río Aburrá”. En el marco de ese programa se formularon 14 planes de ordenación de cuenca 10 de los cuales corresponden al territorio de Medellín.

    El proceso investigativo que adelanta el Observatorio de los Derechos Colectivos y del Ambiente muestra que los Planes Integrales de Ordenamiento de Microcuencas y Plan de Ordenación y Manejo de Cuenca Hidrografica - POMCA del Río Aburrá, aún no se constituyen en instrumento de planificación ambiental, así lo demuestra la difusa ejecución de programas y proyectos en el territorio.

    También se encontró que, por ejemplo, la quebrada La Tablaza que junto con otras ocho quebradas hace parte de la Red de Conectividad Ecológica según el POT, no posee PIOM. Esto se convierte en una tarea pendiente por realizar en el marco de la definición de programas y proyectos que contribuyan a fortalecer esta Red y a ordenar el uso de los recursos naturales en esta cuenca.

    “Según el Plan Ambiental Municipal, se debían formular 70 Planes de Ordenación de Cuenca, y hasta el momento se tienen 23, lo cual significa que no se ha cumplido esta meta, y de hecho se encuentra en un porcentaje muy bajo de avance”, afirmó Santiago Ruíz Alzate, Coordinador del Observatorio de los Derechos Colectivos y del Ambiente de la Personería de Medellín

    Existe muy poca preocupación por atender a estos estudios, los cuales a pesar de ser adoptados por la autoridad ambiental, no existen recursos suficientes que permitan la ejecución completa de los proyectos, por eso sigue predominado la informalidad ciudadana y a pesar de los Planes Integrales de Ordenamiento de Microcuencas persisten los riesgos de inundaciones en zonas de influencia de las quebradas en Medellín.

    “En nuestra experiencia técnica así como la vivida en los territorios y con las comunidades podemos concluir que si en Medellín se hubieran ejecutado todos los PIOM y los retiros de las quebradas estuvieran intervenidos con proyectos como los Parques Lineales, no tendríamos la ocupación ilegal de las orillas, con población en riesgo por inundación o avenidas torrenciales”. Concluyó Santiago Ruíz Alzate


    César A. Bedoya-3014696828
    Vocero oficial: Santiago Ruíz Alzate, Coordinador del Observatorio de los Derechos Colectivos y del Ambiente


    Imprimir   Correo electrónico