gov co

Intranet

Última actualización: 21 febrero, 2024

Estos son los aspectos más importantes que revela el Informe de Derechos Humanos de la Personería de Medellín con respecto a la criminalidad y la violencia en la ciudad

Boletines y comunicados – 2021 / 04 Junio 2021

Boletín de prensa 43

Junio 1 de 2021

Estos son los aspectos más importantes que revela el Informe de Derechos Humanos de la Personería de Medellín con respecto a la criminalidad y la violencia en la ciudad


  • En Medellín operan cerca de 140 organizaciones criminales
  • La violencia intrafamiliar y las amenazas a líderes sociales aumentaron en la pandemia
  • La contingencia generada por la pandemia de Covid-19 ha sido una variable significativa en  el comportamiento de los hechos de criminalidad en la ciudad

Con respecto al fenómeno de la criminalidad en Medellín, la investigación realizada por el Informe de Derechos Humanos 2020, muestra que si bien la comisión de algunos delitos ha bajado por factores como la pandemia, las estructuras criminales organizadas continúan estableciéndose y afianzándose en varias comunas de Medellín, para ejercer control a manera de empresas criminales, imponiendo su forma de “gobernar” y obtener recursos a través de ilícitos. La violencia intrafamiliar y de género, además de las amenazas a líderes se incrementaron.


En la ciudad hay aproximadamente unas 140 organizaciones de distinta capacidad; subdivididas en unos 350 combos y entre 15 y 20 bandas; dedicadas a resolver disputas y problemas de las comunidades, imponer reglas de comportamiento, prestar seguridad, administrar justicia y cobrar impuestos. La Personería identificó varios tipos de grupos que hacen presencia con actividades criminales en 2020: las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC, también conocidos como el Clan del Golfo) por medio de lo que se conoce como la Comisión Medellín y su relación con el grupo delictivo organizado La Sierra. El otro grupo con hegemonía criminal son  “Los Triana” en la comuna 2, Santa Cruz. Las principales víctimas de estos grupos son los transportadores y los comerciantes, pero también la ciudadanía en general, puesto que, por concepto de “seguridad” o “protección”, se cobran extorsiones semanales que de no ser pagadas, pueden ser sancionadas con el desplazamiento forzado.


Lo que agudiza el fenómeno es la competencia criminal que se suscita en algunos casos entre varios de estos grupos, como dos confrontaciones armadas en la comuna 5, Castilla y la comuna 13, San Javier. En comuna 5, hubo una confrontación por rentas extorsivas entre Los Mondongueros y Los Machacos, dos grupos con asiento histórico en las comunas 5 y 6 respectivamente. En el sector norte de la comuna delinquen principalmente “La Agonía” y “Los Pesebreros”, que tienen injerencia en barrios como La Pradera, Santa Rosa de Lima y Los Alcázares, de la comuna 13 y en la comuna 12, La América. En sectores como el Parque Lleras, El Poblado, y Laureles – Estadio, el interés de estas estructuras es vender drogas, controlar la prostitución y extorsionar, pero no tienen injerencia para regular la vida diaria de sus habitantes.


Con respecto al homicidio en Medellín, se redujo en 38,6 % en 2020 con respecto a 2019, siendo abril de 2019 el mes con la cifra más alta, 76 homicidios; en el 2020 el 91% de los asesinados fueron hombres y el 9% mujeres; el 46 % de los casos están relacionados con grupos delincuenciales, siendo el hurto la causa más alta con el 12,2 % (41 casos). El 59,3 % de los homicidios se cometieron con armas de fuego, seguido de las armas corto punzantes, con un 29,7 %.


La extorsión también disminuyó en 2020 con respecto a 2019 en un 57.5%, sin embargo la caída en el índice coincide con los meses de cierre total del comercio debido a la pandemia, donde se recibieron en promedio 20 denuncias al día en contraste con el mes de septiembre donde fueron 71 denuncias de las ocho modalidades de extorsión definidas por la policía; quien además que Los GDO que controlan el Centro de Medellín han sido identificados como “Caicedo”, “La Terraza”, “Los Conejos”, “Los Chagualos” “Los Cocuelos” y  “Los Intocables”.


En lo que al desplazamiento forzado se refiere, hasta hasta noviembre de 2020 se presentaron 2.408 casos integrados por 7.056 personas de hogares desplazados forzosamente. En comparación con el mismo periodo del año 2019, se presentaron 7.056 hogares integrados por 15.203 personas; una disminución del 54 % respecto a 2019.


Las cifras del posconflicto revelan que aun los grupos ilegales ejercen control en un 85% de la ciudad, mientras que para llevar a cabo las acciones de reparación a las víctimas se requieren $357.4 billones, es decir $35.7 billones por año, cifra que sobrepasa el presupuesto de $15.8 billones asignados por el Gobierno.


Otro fenómeno que muestras cifras preocupantes durante 2020 es la desaparición forzada; en la Personería de Medellín se recibieron 15.327 declaraciones de presuntas víctimas del conflicto armado (con corte al 2 de diciembre de 2020), de las cuales 74 fueron por desaparición forzada, representando el 0,48% de la totalidad de las declaraciones recibidas.


Las amenazas, principalmente a líderes y lideresas, al contrario de otros delitos mostró un incremento durante el año 2020; la Personería de Medellín recibió un total de 23 denuncias. Esta cifra representa un incremento del 9.52% de casos declarados por líderes sociales comparado con el 2019.


El hurto continúa siendo el delito que más se presenta en Medellín, de acuerdo con la información pública del Sistema de Seguridad para la Seguridad y Convivencia (SISC) (2020), se presentaron 36.449 hurtos entre enero y noviembre de 2019. En ese mismo periodo del 2020 ocurrieron 25.171 casos, lo que corresponde a una disminución del 30,9 %.


Un delito que se incrementó, debido a la situación de pandemia fue la violencia intrafamiliar y contra las mujeres cometidas por sus parejas o cónyuges; entre enero y marzo de 2020 las líneas de atención de denuncias sobre violencia intrafamiliar reportaron 4.186 denuncias que corresponden a los grupos de población de especial protección (niñas, niños, jóvenes, adultos mayores y mujeres).


En consecuencia este informe, realiza una serie de recomendaciones a partir de la articulación e intervención de las instituciones oficiales, para evitar amenazas a los derechos humanos en la ciudad debido al aumento de la criminalidad y demás delitos relacionados en esta línea. 

Facebook
LinkedIn
WhatsApp
Email