gov co

Intranet

Última actualización: 19 julio, 2024
Search
Search

La Personería Distrital de Medellín solicita al Gobierno Nacional regular la gestación subrogada 

Boletín de Prensa 13 Febrero 9 de 2024

  • La falta de regulación en el proceso de gestación subrogada puede llegar a considerarse en una comisión de delito como una presunta modalidad de trata de personas y explotación del cuerpo de la mujer.
  • En Colombia el costo de este proceso puede estar cerca de los 20 millones de pesos. 

La Personería Distrital de Medellín, a través del Observatorio de Mujeres, Diversidades Sexuales y de Género, realiza una alerta frente a los procesos de gestación subrogada, procedimiento que en el país y específicamente en Medellín no está regulada de manera clara y específica, lo que genera un vacío legal a este tema. 

La ausencia de una regulación específica ha dado lugar a diversas interpretaciones y desafíos legales, pues han surgido diversos conflictos, tanto de índole contractual, especialmente relacionados con incumplimientos, como de naturaleza extracontractual y que para esta agencia del Ministerio Público resultan de alta relevancia, como lo son las violencias basadas en género que anteceden o concurren al alquiler del vientre y la concepción. Violencia reproductiva, obstétrica, económica, explotación del cuerpo de la mujer e incluso nombrarlo como una presunta modalidad de trata de personas ha sido parte del debate de ciudad que ha suscitado esta temática. 

Colombia se ha convertido en lugar de fácil acceso al alquiler de vientres por sus costos, pues según fuentes de información ponen en manifiesto que este varía entre 17 y 20 millones de pesos; que, en comparación con Estados Unidos y Europa Occidental, este proceso puede alcanzar montos que oscilan entre 400 millones y más de 600 millones de pesos. Esta disparidad de costos es la razón por la cual muchas parejas extranjeras eligen recurrir a mujeres latinoamericanas para realizar su anhelo de ser padres y por la no regulación se han centrado en Colombia como un país de preferencia para llevar a cabo tal proceso.

En la mayoría de los casos el contacto inicial con los centros de fertilidad o clínicas encargadas de tal procedimiento se realiza por medio de las redes sociales o plataformas digitales, que sirven como canales para que las mismas mujeres de manera directa ofrezcan sus servicios como madres de alquiler, direccionándose en su mayoría a mujeres en condiciones de vulnerabilidad y precarización.  

Desde la Personería Distrital de Medellín realizamos un llamado al Gobierno Nacional y al Congreso de la República, así como a las demás entidades corresponsables en la garantía de los derechos de las mujeres, para realizar una regulación de este proceso que impacta directamente la salud y la vida de las mujeres y las personas capacidad de gestar, en especial aquellas en condiciones de mayor vulnerabilidad. 

Mayor información:

Miguelángel Morán Mideros- 3194857637

Vocero oficial: William Yeffer Vivas Lloreda – Personero Distrital de Medellín

Facebook
LinkedIn
WhatsApp
Email